Blogia
MIS OBSESIONES

¡Discotecas!

En las discotecas se lleva a cabo una curiosa costumbre social. La gente, tras pagar una entrada -a un precio generalmente alto-, se aglomera en un espacio cerrado para bailar. El objetivo prioritario parece el de divertirse. Sin embargo, desde aquí dejamos caer hoy una pregunta a la espera de que alguien se vea capaz de responderla: ¿quién se lo pasa bien en una discoteca?


Borriquito como tú... tururú...

A estos sitios normalmente se va los fines de semana por la noche. Y suelen estar atestados, de tal manera que es difícil no sólo caminar hacia algún sitio, sino permanecer en el mismo sin sufrir empujones, pisotones o salpicaduras de los cubalibres que accidentalmente caen al suelo. Tras cruzar una entrada en la que normalmente habrá mucha cola -si se va a los sitios punteros-, y superar el examen de un gorila con uniforme que nos mirará de arriba abajo -por si hay algún elemento de nuestro aspecto susceptible de no ser lo bastante cool para el sitio en el que se entra (incluido, claro, que nuestro color de piel no se parezca demasiado al de la raza árabe)-, entraremos en un espacio con la temperatura elevada y en el que encontrar un hueco es ya un objetivo propio de los doce trabajos de Hércules. Y aquí encontramos toda una serie de costumbres, actitudes y personajes que dan para elaborar varios estudios al respecto.

-Las feas arregladas son uno de los elementos más grotescos. Acostumbran a ir muy maquilladas, con el pelo luciendo un sofisticado ondulado, minifalda que apenas puede contener los morcillones y unas llamativas botas. Como se encuentran muy guapas y especiales, responderán con antipatía a cualquier insensato que se les acerque y no muestre seguridad o cualidades de macho dominante. Normalmente tienen una vida interior muy simple, se conocen al dedillo la discografía de Bisbal y presumiblemente trabajan en la caja de un supermercado o en un peluquería. Constituyen una parte importante del grueso de componentes femeninos que pueblan una discoteca.


El tipo éste es uno de los triunfadores de discoteca. Un chico despierto...

-Peor aún son las guapas que saben que lo son. Al igual que la categoría anterior, están muy maquilladas y, conscientes de que físicamente resultan atractivas, miran con abierto desdén a quien se atreve a acercarse a ellas. Generalmente son víctimas de los triunfadores de discoteca, de los que hablaremos más adelante, sobre todo porque no están capacitadas para aguantar demasiado tiempo una conversación más o menos inteligente o con un cierto contenido. Suelen integrar pequeñas cadenas de ellas que se cogen de la mano para llevar a cabo la costumbre de cruzar de lado a lado la discoteca, pasando entre los grupos, pisando y empujando. El caso más extremo que hemos podido comprobar es el de uno de estos portentos culturales que se dedicaba a apartar a la gente a manotazos para alcanzar sus objetivos.

En estos dos grupos quedan englobadas las chicas que suele haber en una discoteca. De lo cual puede deducirse que las chicas que acuden a estos sitios son cutres. Las que tienen mayores recursos intelectuales no van a discotecas, no tienen nada que hacer allí. Las únicas que escapan de esta clasificación suelen ser grupos de amigas no demasiado favorecidas que van por si hay alguna posibilidad de encontrar novio.

¿Y en cuanto a los chicos? Pues fácil:

-Los más irritantes son los bailadores descontrolados. Eludiendo cualquier tipo de norma de educación o del respeto al prójimo, probablemente con sus escasas neuronas afectadas por el mucho alcohol, bailan sin tener ningún cuidado de molestar con sus movimientos a las víctimas que se mueven a su alrededor. A su lado, es fácil llevarse un pisotón, varios empujones o, lo más peligroso, una quemadura de cigarro. Dentro de éstos se cuentan los grupos de amigos que bailan las "canciones" de Celtas Cortos en corro, y avanzando de atrás adelante a la par que barren con todo lo que se cruza en su camino. Otra variante es la del tipo que invade nuestro espacio y parece no darse cuenta de ello; en un momento dado, tenemos a alguien apoyado en nuestra espalda o que se cierne sobre nosotros como si nos quisiera engullir.


He aquí un borracho, posando con unas chicas ciertamente extrañas.

-No menos ridículos son los triunfadores de discoteca. Van engominados, con peinados a la última moda, y su mirada denota seguridad y ojo clínico para las piezas susceptibles de ser acechadas. Su táctica consiste en acercarse a las chicas (principalmente las guapas conscientes de serlo; las feas arregladas, si el asunto se vuelve difícil; y las feas friquis, nunca) y empezar a bailar frente a ellas con gesto simpático y atrevido, algo muy valorado por las más cutres del lugar. El objetivo es o bien pillar cacho, o conseguir que la chica le diga a sus amigas, al día siguiente: "Pues ayer conocí a un chico muy simpático" (aunque apenas hayan cruzado cuatro o cinco frases, incluida la petición del móvil), y tarde o temprano acabar también pillando cacho.

-Y otra clase de chicos discotequeros, que constituyen prácticamente una secta: los borrachos. Se les ha ido la mano con los cubatas y, aparte de lo más o menos molestos que puedan resultar con su comportamiento, lo más característico e irritante es que, si llegan a hablarnos, nos transmitirán a través de su aliento un olor hediondo, mezcla de jugos gástricos y alcohol fermentando en la lengua, agrio y repugnante, como una especie de anticipo de los vómitos que tendrán lugar en el lavabo de su casa -o en los meaderos de la propia discoteca.

No podemos terminar sin mencionar a los encargados de la barra. Si son chicos, nos mirarán con suficiencia y descaro desde el inmenso poder y responsabilidad que les confiere el hecho de que nuestro cubata -caro y, casi seguro, de garrafón- nos llegue antes o después. Y si son chicas, probablemente serán bastante atractivas y sólo por eso su actitud será la de "mírame, aunque yo estoy aquí sólo trabajando". Eso sí, en la altivez de sus comportamientos nunca dejará huella el hecho de que están cobrando una miseria por un trabajo desagradecido. De todas maneras, conozco a algunos que no son así. Pero el 90%, sí.

Así pues, gente hacinada y molesta, calor, cigarrillos peligrosos, mucho humo, camareros insufribles, gorilas agresivos que sustituyen con esteroides la falta de conexiones cerebrales adecuadas, borrachos de aliento tumefacto, meaderos infernales con colas de pesadilla y repletos de charcos de pis, gigolós de todo a cien y cajeras de supermercado que son las reinas de la noche y, lo peor de todo, una música horrorosa en la que predominan los ritmos latinos que ahora están muy de moda. ¿Qué nos motiva a acudir cada fin de semana a una discoteca? No lo sabemos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

damari -

q estupido tu comentario randy...yo frecuentemente salgo a bailar a las discos con mis amigas...y es una de tantas cosas q hago pa divertirme con mis mejores amigas....eres muy cerrado (a) de mente..la jodiste

Randy -

totalmente de acuerdo con este articulo

si alguien es inteligente no tiene porque ir ahi a pasarlo bien

hay muchas mas maneras de hacerlo
pero sus cerebros no dan para mas

pobrecitos jajaaj

Sarita Percances -

Mira, yo personalmente, me abstengo de ir a las discotecas, porque no soporto a los mareantes de turno, que ni siquieran tienen originalidad a la hora de entablar una conversación, Soy una chica bastante abierta y no me importa hablar con casi cualquiera que tenga un minimo de cerebro y de conversacion pero si ya nos entrais con frases del tipo, ¿yo a ti te conozco verdad? pues no hay mucho que hacer. Mira soy una chica estudiante y trabajadora que no me encasillo en ninguno de los grupos que tu mismo has establecido, creo que las personas somos mucho mas que guapas o feas y tontas o listas, y el hecho de pisar una discoteca no te hace ni menos culta ni menos inteligente.en realidad creo que tu forma de pensar tan simplista y superficial si que es poco inteligente...

alex89 -

perodona tio pero pa mi qe tu eres un fracasado qe no sabe montarselo enuna discoteca cuando vas por eso das esa upeñon tan fria eres de esos qe van se piden un cubata y se qedan to el dia como tontos mirando a la gente qe baila y no sacas el lado buenlo de i ra una discotecas con tus amigos y y pasertelo de puta madre, conclusion, eres un tio qe no sabe montarselo bien en la disco y la unica forma qe tienes de desaugarte es diendoq e lo s qe lo pasan bien son unos fracasado como tu ase te sientes bien. gras y perdona no te ofendasjaja... lo qe unamente crea otra lo supera

eR MaGo -

Tio ayer volvi a ir a una diskoteka...y otra vez la misma impresion...¿¿¿¿k hago yo en un sitio como este con un kubata en la mano, machakandome los oidos????...me a dao por leer k piensa la gente de las diskotekas...y decirte k asi es la historia como tu la kuentas....tengo un ojo cliniko pa eso....y se k kitando a las 4 parejitas de turno k se van a la diskoteka despues de hechar el polvo (por k no saben donde ir), si un tio va una diskoteka, es por k en alguna neurona suya le keda la ilusion de k va pillar kacho y va hechar el tipiko polvo de un saturday night (k kreo k es una leyenda urbana, k solo pueden hacer realidad las tias, kuando les pika el jigo).
Yo kuando voy a una diskoteka, me crearia un grupo nuevo: "EL ORGULLOSO K ESPERA K UNA TIA LE ENTRE, POR K PASA DE REBAJARSE"....(la konsekuencia k me akarrea estar en este grupo....es k valiendolo, no me koma nada (hablando SIEMPRE EN EL ENTORNO DE LA DISKOTEKA).
pos na hay keda una opinion mas de un resentido al k le duele los oidos de la ultima kagada en una diskoteka...

Casualidad -

Bueno, sólo la casualidad me ha conducido a tu comentario sobre la fauna que pobla las discotecas. Lástima que seguro que este blog se perderá en la inmensidad de internet y no lo volveré a visitar. De todos modos no quería dejar pasar la oportunidad de decirte que tu definición está muy cercana a la realidad. Sin embargo, necesitas pasarte por una discoteca de la zona alta de Barcelona... ¡no tienen desperdicio! y eso que sus habitantes no se parecen a los que comentas...

M. Glasshead -

Mi nivel de autoconciencia de la situación me hace sentirme superior a todos ellos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

eLia -

Para tener tan estudiadas las clases sociales que se mueven en esos ambientes nocturnos se supone que tu habras frecuentado varios lugares de estos durante el suficiente tiempo como para observarlos a todos. Por lo tanto la pregunta es...en que grupo te incluyes?

M. Glasshead -

Bueno, Gaylofollen (jejeje, me encanta tu nick), es esa típica canción en plan medieval que empieza con un sonido machacón de flauta... Igual no es de ellos, pero me da que sí. Entonces no falla, porque ves a todos los friquis juntándose en coro y botando... ¡Peligro!

Gaylofollen -

¿Grupos de borrachos bailando en corro canciones de Celtas Cortos? Pero tío, ¿Tú en que clase de tugurios te metes?

M. Glasshead -

¿Seguro que el/la de la derecha es una tía? Jejeje.

son -

uahh qué miedo!me parece que queda clar quién menosprecia más a Patch porque:¿qué le hace pensar que Patch no pueda defenderse sola?
Las de la foto de alrededor del tío, son las tías feas maquilladas(y tontas,ese es su mayor desatractivo), clarísimamente!y en la última foto yo diría que son 3 tías, la asiática deja entrever ciertos bultos muy cercanos a ser pechos...
Yo creo que sí que sabes porque vas a la discoteca, y yo sé porque voy,¿hay algún lugar en el que puedas evadirte tan completamente de todo?,a mí me parece atractiva y misteriosa, hasta podría decir que romántica (en un sentido novecentista)la actividad de ir a la discoteca Sou consciente de la realidad de lo que dices pero sólo es una parte.
PD: hace más de un mes que no voy a la discoteca.

Tu pesadilla -

Tonto del haba. Espero que esta sea la última advertencia que tengo que darte. Ya está bien de perseguir a mi amiga Patch. De modo que si lo sigues haciendo no me va a quedar más remedio que buscarte y hacerte comer la mierda que escribes.

¿Te ha quedado claro retrasado mental?

Si perseveras en tu actitud te vas a quedar sin manos con las que escribir. Tontolculo.

M. Glasshead -

Muchas gracias por lo que dices de mis comentarios, y comprendo lo que dices de los extremos. Es cierto que a veces generalizo. Debería dejar claro que los tipos de personas de las que hablo pueden tratarse en realidad de un 90%, como mucho, o quizá menos.

Y en cuanto al reguetón, te aseguro que estaba pensando un artículo al respecto y que lo escribiré dentro de poco.

Gracias por aparecer por aquí y por tus comentarios.

isa -

aunque a menudo me suelen gustar tus comentarios,me resulta curioso tu manera de clasificar a la gente,que de igual manera no me gusta en absoluto,tiendes a coger dos extremos sin tener en cuenta a la gente que estudia trabaja y en este caso solo va a discotecas y tascas a intentar pasar una noche agradable en compañia de sus amigos/as,sin necesidad en el caso de chicos y chicas de pillar cacho ni de emborracharse.Por cierto me interesa tu opinion sobre la nueva moda musical del requetone?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres