Blogia
MIS OBSESIONES

Llamadas de teléfono

Un día cualquiera, a las once de la mañana, el teléfono suena.
-Muy buenos días, ¿puedo hablar con el señor Glasshead?
-Soy yo.
-Llamamos desde Colecciones Musicales y nos gustaría hacerle una pequeña encuesta, si no le importa.
-Adelante.
-¿Escucha usted música habitualmente?
-Sí.
-¿Qué tipo de música?
-De todo.
-Muchas gracias. Para agradecerle su colaboración, le queremos hacer un obsequio de cinco discos compactos recopilatorios con las mejores canciones de la historia. ¿Le interesa?
-Por supuesto.
-Tan sólo tendrá que pagar los gastos de derechos de autor de las canciones, que son cincuenta euros.
-Les agradezco su generosidad, pero entonces mejor que no. Adiós.
Media hora después, vuelve a sonar.
-Buenos días, ¿el señor Glasshead?
-Soy yo.
-Llamamos desde Canal +, al que usted está abonado con la oferta básica, para hacerle una oferta de prueba de veinte canales más de pago totalmente gratis durante dos meses. Si usted acepta, le damos de alta ahora mismo.
-Estupendo. Supongo que pasados los dos meses, ustedes mismos me darán de baja de esos canales automáticamente.
-No exactamente. Deberá usted llamar para confirmar la baja. Pero seguro que le gustan y decide mantenerlos.
-No me interesa. Adiós.
Una hora después vuelve a sonar, pero por suerte el teléfono ya no indica "Número privado". Ahora llaman desde mi empresa.
-¿Qué tal todo, Glasshead?
-Genial.
-Te vamos a pasar una nueva obra para que la traduzcas.
-Estupendo.
-Son quinientas páginas.
-Muy bien.
Hago cálculos mentales. Quinientas páginas, a cinco euros la página, son dos mil quinientos euros.
-Pero tienes que saber una cosa. A partir de ahora la nueva política de la empresa no es pagar por páginas, sino por paquetes. Es decir, tu obra se ha valorado como paquete a mil doscientos euros. Es un nuevo concepto.
-Claro.
-Además, es urgente. Ya sé que lo normal es que la acabes en un mes, pero ésta en concreto debe estar lista en dos semanas. Es muy poco tiempo, pero piensa que esto es positivo para ti. El dinero que dejes de ganar con ésta, podrás recuperarlo después con las que harás en las dos semanas que quedan de mes.
Son casi las dos de la tarde. Y el teléfono suena otra vez.
-¿El señor Glasshead?
-Sí, diga.
-Llamamos desde Vodafone. Usted tiene contrato con nuestra empresa desde hace tres años. Y ahora quiere cambiar a Movistar. ¿Podría indicarnos los motivos, si es tan amable?
-Me ofrecen una tarifa mucho más barata y además me regalan un móvil.
-Si usted decide no efectuar el cambio, igualamos la tarifa de Movistar y le regalamos otro móvil.
-Ni hablar. Adiós.
Sigo trabajando con el ordenador. Y entonces el ADSL deja de funcionar. Reinicio, reinstalo y compruebo conexiones, pero no hay manera.
Busco el número del servicio técnico de Telefónica. Y es un 902 a un incierto coste por minuto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Mr. Glasshead -

Rutenman: en Canal + me di de baja hace poco. Y nuevamente, el número de teléfono para darse de baja es un... 902, cómo no. Encima, el teleoperador era un pesado que trataba de convencerme mediante nuevas ofertas que no se les había ocurrido hacerme antes (como siempre), que mejoraban bastante la mía actual. Al parecer se llevan una comisión por cada cliente retenido. El mío dejó de intentarlo cuando le dije que la única manera de que decidiese seguir era que me ofreciese una oferta cercana a lo gratuito. Y en cuanto a los números privados, ya ni los cojo porque en un 99% de los casos son publicidad (empiezan a llamar a las 10 de la mañana!).

Nasim: es exactamente esa sensación de que van a hacer todo lo que esté en sus manos para sacarte el máximo dinero posible o para pagarte lo menos posible, en el caso de las empresas en las que trabajamos.

En cuanto a lo del personal, si raramente soy borde con ellos es porque entiendo que el problema viene de las directrices fijadas por la empresa, ellos son simples herramientas.

Lo del top 5 es algo que aún estoy pensando...







Mr. Glasshead -

Lucinda: muchas gracias por tus comentarios, me suben los colores. Yo a priori no suelo colgar, digamos que tengo un espíritu colaborativo que interrumpo en cuanto percibo que detrás hay cierta voluntad de aprovecharse. Que suele ser casi siempre. El problema es ése, que desde las grandes corporaciones que te ofrecen todo lo que necesitas en la "vida moderna", Internet, teléfono móvil, tu trabajo, etc., siempre andan estudiando maneras para aprovecharse de ti, me siento bastante indefenso ante esa especie de estrategia continua de hacerte pagar más o de sacar más provecho. Intentaba reflejar más o menos eso en el texto.

Monik: imagino que el objetivo ideal de las campañas de cambio de móvil son los que están descontentos con su actual operadora. Yo lo estaba bastante, así que me captaron enseguida. Me indignó mucho que Vodafone esperase a que me quisiera dar de baja para ofrecerme algo mejor, sobre todo teniendo en cuenta que llevaba 3 años... si no hago nada, sigo eternamente ejerciendo de pardillo con ellos. Ahora tengo claro que cuando quiera cambiar de móvil o mejorar mi tarifa haré el amago de irme a otra operadora.

Y sí, en mi trabajo siempre han intentado pagarme menos por lo mismo, las excusas son variadas, desde unos misteriosos competidores argentinos que lo hacen a bajo precio, hasta ese "nuevo concepto" ideado por la empresa. Y todo cada vez más rápido y con más exigencias de calidad. Eso sí, como autónomo mis impuestos no sólo han bajado, sino que se incrementan cada año.

Nasim -

Menudos locos...
Como se nota que el sistema nos obliga a comportarnos como canibales entre nosotros mismos. Lo que realmente importa es la manera en que se te pueda sacar dinero sin incurrir en el delito.
Durante una temporada yo trabajé como comercial, y aseguro que es frecuente este tipo de estratagemas.
Considero que no es culpa tampoco del personal base que tiene que dedicarse a ello, si no de las pautas agresivas que las empresas impulsan..
Lo peor de todo es que estas mismas empresas constan de un departamento de fidelización de clientes, cuando en ningún momento no se paran a pensar en mirar en otras necesidades que no vayan más allá que la de desembolsar la guita.
Me gustó el artículo.
¿Para cuando ese top 5 de tus grupos musicales más odiados?
Un saludo,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Rutenman -

Me ha gustado este relato de "un día normal en la vida de Mr. Glasshead", ¡menudo estrés! Tú aún les das coba, a mí me suelen enganchar los/as muy cabrones/as y como se me da fatal decirles que no, hago ver que se me va la cobertura y cuelgo. Si vuelven a llamar, entonces simplemente no contesto. Y canal+ no tengo, ni internet, ejem, ni estoy inscrito en el Círculo de lectores, así que... tres enemigos menos que combatir. Saludos.

Monik -

Pues mr. glasshead,vaya plan que llevamos con las llamaditas de los...... jem. Bueno, a mi ayer justamente me llamaron para preguntarme si queria cambiar de compañía de movil, y le conteste educadamente: - No gracias, si tengo algún interés, no se preocupe que iré yo misma a cualquier punto de vuestras tiendas, que me resulte mas cercana y me lo cambio..- medio apretando el botón para colgar, el personaje insistía, diciéndome..-Pero yo le puedo facilitar la información de nuestras tarifas,¿Se las puedo decir en un minutito?- y yo, desesperada, ya que no me gusta colgar a nadie, le dije..- Nooo, gracias de nuevo, es que me tengo que vestir, irme a trabajar.. uii! muchas cosas..- Con unos nervios, que no sabia que decirle, ya que se vuelven muy pesados estos, y no te dejan colgar.
Y a ti, por lo que te he leído, no solo son unos pesados los que te llaman, si no además intentan engañarte en tu propio trabajo .. En fin , una pena.
.

Lucinda -

Tremendo, Glasshead. La verdad, el caso de las llamadas telefónicas (engañifas más bien) ofreciendo cosas, haciendo encuestas y demás me aburre sobremanera. Más de una vez he cometido el imperdonable gesto de mala educación de colgar en medio de una encuesta particularmente pesada, farragosa e inútil.

Tu texto, genial. Como siempre.

¡Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres