Blogia
MIS OBSESIONES

Tebeos de terror

He tenido unos días de vacaciones y he disfrutado como un enano con la lectura de los dos primeros tomos de la reedición que Planeta deAgostini ha hecho de los clásicos de terror de la EC. Aunque creo que estos volúmenes (en una edición sencilla, aunque cuidada y de calidad) ya aparecieron el año pasado, hasta ahora, que vuelven a salir desde el número 1 (los cuatro primeros al precio de dos por uno, 4,5 euros), no me he acercado a ellos.



La EC (primero Educational Comics, para luego cambiar por Entertaining Comics) fue pionera en la publicación de "tebeos para adultos" a principios de los años 50. Sus revistas de terror agrupaban en cada número cuatro historias, todas ellas con el mismo esquema: un personaje fijo y con un tono sarcástico presenta la historia y la narra. Las historias son autoconclusivas, no repiten nunca personajes y tienden al final sorpresivo. Este esquema disfrutó de un enorme éxito más o menos hasta mediados de los años cincuenta, cuando surgió en Estados Unidos una polémica por el contenido escabroso de estas historias (un psicólogo, Fredric Wertham, se hizo tristemente célebre por la publicación de su libro "La seducción de los inocentes", en el que de una manera sesgada y populista llegaba a la conclusión de que los tebeos de terror podían tener un efecto perverso sobre los niños). Asociaciones de padres, entidades gubernamentales y estudiosos de pacotilla se lanzaron al bulto contra EC Comics, ante la pasividad de un público que hasta entonces se había entregado a sus publicaciones, y que no hizo nada por defenderlas. Al final el asunto fue resuelto desde la propia industria del tebeo, que pese a la contraposición de EC, decidió crear un código, el "Comics code", y por lo tanto autocenturarse a sí misma. El código proponía cosas tan disparatadas como que el bien venciese siempre sobre el mal, y se prohibía la palabra "horror" o "terror" en los títulos o la aparición de zombies u hombres lobo. Los tebeos que no llevaban el sello del Comics Code, aunque no eran ilegales, fueron rechazados por las distribuidoras y los puntos de venta, que no querían verse envueltos en la polémica. EC se vio obligada a cerrar la mayoría de sus colecciones y, de esta manera, quedó borrada de un plumazo toda una corriente de creatividad y arte que, sin embargo, no dejó de influir a lo largo de los años.



En cuanto a los efectos negativos de los tebeos para adultos sobre los niños, me gustaría hablar de lo que me ocurrió a mí. De niño pude acceder a una gran cantidad de tebeos para adultos que compraba mi padre: devoraba sin cesar Creepys, 1984, Cimocs, Cairos y otras revistas por el estilo. Lejos de convertirme en delincuente, estos tebeos, además de insuflarme un amor por los cómics que aún se mantiene vivo, me proporcionaron una especie de mundo paralelo que enriqueció mi infancia y que, por entonces, me hizo feliz. Mi imaginación se desbordaba ante esas historias de aparecidos, vampiros y asesinatos macabros.



Por eso leer estos tebeos me ha emocionado, ya que han hecho que me acerque a una historia de terror con una ingenuidad similar a la de aquellos días. No hay que perderse tampoco las otras colecciones de Planeta dedicadas al resto de las temáticas de la EC: historias bélicas, ciencia ficción y suspense. Es lamentable que la estupidez moral acabara con estos tebeos, pero resulta aún más triste ver que hoy día este tipo de actitudes se reproducen ante cualquier muestra de talento, imaginación o criterio creativo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Mr. Glasshead -

Hey! Muchas gracias por lo que dices, Estifenjounquins. Como tú comentas, es todo un privilegio que se hayan editado todas las colecciones y encima en un formato tan cuidado. De ciencia ficción no he leído nada, aunque ya me he comprado los primeros tomos. Los bélicos sí que te los recomiendo, son relativamente pocos números (7) y las historias de Kurtzman (casi todas están guionizadas por él) suelen estar muy bien.

Estifenjouquins -

Hola! Me han pasado el enlace a este blog -bastante bueno, por cierto; felicidades- y el anzuelo ha sido el articulillo éste sobre los cómics EC. Un día, unos años en el futuro, nos levantaremos por la mañana y nos daremos cuenta de la suerte que tenemos de haber visto editado, así de bien, el fondo editorial de EC. Me falta sólo un tomo (¡uno sólo!) por leer, el último de Ciencia-Ficción, y casi me da lástima empezarlo. Los bélicos no los he comprado, no sé qué tal estarán, pero hay alguna historieta bélica publicada en las otras colecciones que no me ha acabado de convencer. En cambio, las de suspense, terror y ciencia ficción son magníficas.

En fin, que me ha alegrado la mañana ver que alguien trata con tanto cariño unos cómics que parece que nadie valora demasiado. No sé si será el formato, el que sean tan baratos o que resulten desconocidos, no sé.

Civ -

Yo también me quedo con Kurtzman y Craig, aunque también me gusta mucho el estilo más sucio de Graham "Ghastly" Ingles.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mr. Glasshead -

Engelson: ya ves, la ignorancia es estrecha y osada en su reduccionismo. Y lamentablemente a veces llega a imponer sus limitaciones al resto de la cultura.

Civ, en efecto, yo soy fanático de algunos de los dibujantes que salen allí. Me gustan especialmente el estilo tan personal de Harvey Kurtzman, y el trazo ágil, limpio y casi relamido de Johnny Craig y de Al Feldstein (este tipo de estilo, de hecho, me recuerda mucho al de Charles Burns). Yo tengo entera por leerme la colección de clásicos bélicos, pero mi intención es completar todas.

Lo que he leído es que la colección nueva de EC que va a sacar planeta es la que pertenece a la línea que salió después del Comics Code, la "New Direction", y que sí se ajustaba al código de marras.

Civ -

Yo tengo completas la colección de Clásicos del Suspense (muy buena) y la de Clásicos Bélicos (que aún la tengo por leer, de este verano no pasa). De la de Terror tengo los dos primeros números y están muy bien (no sólo por las truculentas historias, sino por esos pedazo de dibujantes que no han perdido fuerza en medio siglo), pero la deje porque no estaba para muchos gastos. A ver si me animo un día y la completo. De la que no he leído nada es de la de Ciencia Ficción, aunque dicen que es tan buena como las anteriores.

Por cierto, que Planeta ha dicho que para finales de este año va a publicar una nueva colección de EC.

engelson -

No se que me da que ese psicólogo americano es de la misma escuela que Aquilino Polaino y de los que opinaban por aquella época que la marihuana volvía psicópatas a las personas y que los gays eran degenerados viciosos. Supongo que para ocupar el tiempo, en vez de leer comics se pondría una capucha como en semana santa, quemaría unas cruces y colgaría bien alto unos cuantos negros, para dar ejemplo a la juventud.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres