Blogia
MIS OBSESIONES

Reflexión sobre los blogs

No hace mucho, J.L. Viruete escribía un artículo en el que hablaba de cosas que, a su jucio, estaban quemadas. Una de ellas eran los blogs. Aunque todo el artículo es recomendable -y pese a que su papel de aglutinador y trend-setter de los friquis es ya más que evidente, como demuestra por ejemplo el hecho de que un blog como El friqui, por otra parte muy entretenido, haya cambiado su nombre a El anti-friqui porque según Viruete la palabra friqui ya no mola-, el autor dice sobre los blogs algunas cosas con las que no estoy de acuerdo:

"Hace tiempo, cuando había unos 40 millones de blogs, la cosa molaba, pero hoy en día con unos 80 la cosa ya aburre un poquito (...) fueron cool durante un tiempo (...) Hoy en día ya se ha acuñado un término alternativo al manido 'blogosfera', la 'tontosfera', que denomina al montón de morralla que existe (...) tenemos miles de blogs que se actualizarán cada dos semanas durante unos meses y quedarán en el olvido. Durante ese tiempo, nos habrán colgado la letra de una canción de Nirvana, unas fotos de Yonkis de parecidos razonables y cuatro líneas dedicadas a lo que molaba Pumuki (...) eso de 'hey, pues yo tengo un blog' ya está más visto que el tebeo."


Jaaarl, yo leo Viruete y los blogs ya no molan. Boképacha!

Y con esta simple frase tenemos a cientos de friquis (¿se nota que a mí la palabra sí me gusta?) adictos a páginas como teacuerdas.com o a descargarse series de dibujos animados que dicen que los blogs ya no son cool y que están quemados. Pero mi visión del asunto es bien distinta. En primer lugar, no queda muy claro lo que en realidad critica Viruete. Parece que lo que critica Viruete es el blog como moda pasajera. Yo de lo que aquí voy a hablar es de los blogs en general. Y a mí no me cansan, sino todo lo contrario: me parece un fenómeno cultural sin precedentes, impactante y que va a tener -y ya está teniendo- una honda repercusión cultural.


Gracias a los blogs, hasta este señor puede dar a conocer al mundo su alma sensible y sus nociones de moda.

Podríamos decir que este fenómeno equivale a que cada uno tuviese en su habitación, en el espacio de su mesa de estudio, una imprenta desde la cual no sólo escribiría su propia revista, sino que además podría distribuirla en absolutamente todo el mundo. La posibilidad de que con ningún coste añadido más allá de la factura de Internet cualquier persona escriba su visión de las cosas -sea cual sea-, con una maquetación aceptable, imágenes y una facilidad pasmosa -poner un artículo a disposición de los demás cuesta poco más del tiempo que se tarda en escribirlo- es estimulante y asombrosa en su sencillez. La variedad cultural a la que esto da lugar no tiene precio: desde siempre ha habido una gran cantidad de gente con talento que no ha podido expresarse por no haber tenido la suerte de dar con los medios.


El blog del aventurero. Aunque Indiana Jones siempre llevaba su sombrero más limpio que este tipo.

Y entonces aparece una gran cantidad de personas anónimas que ponen a nuestra disposición sus conocimientos, sus modos de ver las cosas, con una habilidad y talento incuestionables, y nos enganchan a su pequeño espacio como el que cada mes se compra una revista porque le interesan sus contenidos. Sólo que esto, además, es gratis, y las dosis suelen ser varios posts por semana. La variedad es mucho mayor, tan amplia como personas hay. Nuestra cultura aumenta conociendo lo que nos dicen los demás y tenemos mucha más información sobre cualquier cosa.

¿Alguna ventaja más? Pues sí: el gran valor que tiene poder comentar cada artículo instantáneamente a su lectura, tantas veces como queramos: criticarlo, estar de acuerdo, aportar matices. La expresión se amplía a los lectores y la riqueza entonces es infinita. Ya sea leyendo blogs variados y apuntalados por una innegable cultura como Base Lunar, o las curiosidades pop de las que suele informarnos Frunobuland, o incluso constatando que la autora de El rinconcito continúa elaborando preciosistas truños de canto a Kundera o que el entrañable Ochobits.net prosigue en su descenso en picado hacia el fracaso. O también perdiendo el tiempo leyendo sobre lo mucho que molaba Pumuki. Ojalá todas las cosas que "ya huelen" fuesen como los blogs.

Por cierto, hecho de menos las críticas que antes solía hacer. Me parece que dentro de poco escribiré otra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

Daiver Babilonia Burgos -

Buenos dias, este comentario con el fin de solicitar un favor o colaboración: sera que pueden eliminar el comentario de la pagina ochobits.net, ese dominio cambio de dueño,

agentenaranja -

http://nomeveolapilila.blogspot.com/

Psicopanadero -

Mierda, no ha salido el enlace:
http://www.infonegocio.com/tudela2/maciasweb/TEXTOS/BLOG/blog.html

Psicopanadero -

Supongo que viru se refiere a este tipo de blogs.

Civ -

Guau! Gracias por la parte que me toca, y totalmente de acuerdo con tu opinión, Mr. Glasshead. De hecho, la prueba de la importancia y vigencia de los blogs es que han desplazado en interés y popularidad a las páginas web.

Mr. Glashead -

Muchas gracias, exo. Algunas de las fotos las obtengo casualmente, mientras navego, pero casi siempre las encuentro gracias a la búsqueda de imágenes por Google, con los términos más insospechados.

exo -

su post es muy bueno
su blog también
de donde saca esas fotos?

Dr Zito -

He linkado este post. Queda advertido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

carolink -

¿No es cierto que las tecnologías no son buenas ni malas, sino que depende del uso que les demos? Por suerte, aquí no hay nadie reglando, aquí las normas empiezan prácticamente donde termina tu blog, y la riqueza o pobreza del asunto la aportan los que están detrás de esto. Quedará. No hay duda.

Mr. Glasshead -

Hola Viruete. Ok, quizá fui yo quien no lo entendió. Pero sí es verdad que los que usan los blogs como algo molón son bastantes odiosos. "Hey, tengo un blog". De hecho es la misma frase que escribiste tú en tu artículo. Así que disculpa. Aun así, suele haber mucha identificación snob entre blog = ombliguismo y pajerismo.

Eska -

Yo a mis amigos no les he dicho que tengo un blog ni se lo pienso decir en la vida; es más, si algún dia "me pillan", posiblemente lo niegue. Es lo bueno de Internet, no tienes por qué tener una identidad real, y puedes decir lo que quieras. Igualmente, chulear por tener un blog para mí es igual que chulear por tener un diario con un candado escondido debajo del colchón.

Viru -

Hola. De acuerdo con todo lo que dice. Yo me refiero más a la actitud de "como molo porque tengo un blog" que he llegado a ver hasta en conocidos sitios pop madrileños para ver si se ligoteo. Lamento no haber sido capaz de comunicarlo bien. Un saludo.

Dr Zito -

Estupendo.

Cunyatman -

Cierto, hay muchos blogs poco interesantes, pero todos somos libres de poner lo que nos plazca, aunque evidentemente algunos "se crecen" y quisieran que solo SU blog fuese el UNICO entretenido.

La variedad de blogs, muchos excelentes, son una bendición.

Como en todo hay que saber buscar...que pensariamos de alguien que dijese:

"Menuda mierda el Internet ese, cualquiera puede poner su pagina web y encima la mayoria son de guarrillas o de gilipolleces..."

saludos

Mr. Glasshead -

En los comentarios a aquel artículo, recuerdo que a alguien se le ocurrió hablar de su blog y enseguida salió otro que dijo algo así como:

"Encima la gente se atreve a promocionar su blog aunque ha quedado claro que ya aburren".

Me hace gracia esa facilidad de la gente para asumir opiniones como algo indiscutible.

Gracias por lo de las fotos!

engelson -

Pues sobre los blogs, aún a riesgo de ser excomulgado por herético, diré que estoy más de acuerdo con lo que dices que con la opinión del gran gurú. Tal vez sea por no llevar años en ésto, pero yo creo que mierda ha habido, hay y habrá. Para demostrar que estoy al día en lo que a modas se refiere, hoy he madrugado para hacerme mi primer tatuaje.
PD. Muy buenas fotos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres